Lo has visto, sin darte cuenta, en un libro, en una revista, en un pdf… ¡Descubre por qué es importante cuidar el diseño editorial de tu comunicación on/off!

Diseño

La importancia de un buen diseño editorial

Lo has visto, sin darte cuenta, en un libro, en una revista, en un pdf… El diseño editorial, una rama del diseño gráfico, existe para mejorar no solo la estética de cualquier producto en formato papel o digital, sino para hacer más feliz al lector. ¡Te contamos por qué es tan importante cuidarlo!

El diseño editorial

Aunque, como consumidores, nunca le prestemos atención, el diseño editorial es un aspecto muy importante en los distintos soportes de comunicación de una marca o empresa.

No sirve solo para dar un buen aspecto a un cómic, manual o revista. Sirve también para dar coherencia al conjunto, para seguir una serie de reglas estilísticas que den homogeneidad a las publicaciones de una editorial, sea cual sea el contenido. Y, por supuesto, es imprescindible para que el usuario tenga una excelente experiencia lectora con el fin de que no abandone el libro libro o folleto en un rincón porque le ha resultado poco atractivo. ¡No olvidemos que cualquier soporte de comunicación está hecho para ser visto o leído!

Buen diseño VS mal diseño

Evidentemente, un buen diseño editorial está vinculado al presupuesto. Y se nota cuando no se ha dado importancia a este aspecto. Tener un buen programa de maquetación está muy bien de inicio, pero resulta imprescindible conocer las reglas de diseño editorial. Tal y como pasa con el diseño gráfico, todo el mundo piensa que sabe diseñar teniendo Photoshop, pero no. No solo hay que saber utilizar el programa o la herramienta digital: también es necesario tener dotes creativas y conocimientos profesionales sobre estética y diseño.

Con el diseño editorial ocurre exactamente lo mismo que con el ejemplo anterior. Sí, tu sobrino puede maquetarte gratis una revista con un programa que te organice el contenido con los bordes preestablecidos, con un preview en el que ver la organización de los elementos gráficos colocados por página y te inserte fotos en una plantilla predefinida que respeta los límites de página… Pero el resultado será, muy probablemente, muy pobre y muy básico. ¿Por qué? Pues porque usará diferentes tipografías, colores y tamaños de fuente sin ton ni son, guiándose por sus gustos o por sus escasos conocimientos de diseño y, seguramente, añadirá fotos buscadas en Google que ni tendrán buena calidad ni estarán optimizadas para impresión.

¿Quieres obtener un buen resultado? ¡Invierte en un trabajo profesional de diseño editorial que haga que tu producto tenga la calidad que merece!