cómo es un brief

¿El brief? ¿Qué brief? ¿Eso no es una marca de detergente?

Diseño

El brief: 10 puntos que debe contener

¿El brief? ¿Qué brief? ¿Eso no es una marca de detergente?

Si esta palabra te suena a chino o directamente sueles trabajar “a pelo” en un proyecto, los cambios constantes entorpecerán terriblemente tu ritmo productivo. ¿Quieres ahorrar tiempo y que no te tiemble el ojo del estrés? ¡Pide siempre un brief completo a tu cliente!

Para qué sirve un brief

Tanto si trabajas en un estudio creativo como en una agencia de marketing, diseño y comunicación, o te ganas decentemente la vida por cuenta propia como freelance, el brief debería formar parte de tu proceso de trabajo.

El brief es una de las herramientas imprescindibles para dar en la diana de lo que quiere tu cliente. Sin este documento en el que se detallan las características para realizar y planificar un proyecto, la información para ponerte manos a la obra tu tarea estará incompleta. ¿Y qué ocurrirá después de haber empezado a meterte en harina? Que tu cliente te pedirá más cambios de lo habitual por no haber solicitado concreción en el momento de conocer los detalles de su encargo. Y la ilusión inicial con la que te embarcaste en el proyecto se disolverá junto con tus lágrimas, al comprobar que ese trabajo ya no te está siendo rentable.

Cómo hacer un brief perfecto

¿Quieres evitar volver a estar frente al ordenador hasta las 4 de la mañana haciendo cambios de última hora por no haber entendido bien desde el principio lo que el cliente te pedía? ¡Madura, es culpa tuya!

Haberle pedido antes todo esto bien especificado:

  1. Cuál es el del proyecto o campaña
  2. A qué target o tipo de público se dirige
  3. Breve introducción de la empresa o negocio que te haga conocer su filosofía, productos/servicios, hitos a lo largo de la historia y próximas metas
  4. Cuáles son las necesidades para lanzar la campaña o hacer el proyecto
  5. Qué indicadores o KPI’s hay que tener en cuenta
  6. Cuáles son sus limitaciones o condiciones a la hora de lanzar la campaña
  7. Qué timming (planificación) va a tener y qué fecha límite (deadline)
  8. Referencias visuales o ejemplos de estilo
  9. En qué formatos hay que entregar el encargo
  10. Apartado de sugerencias o especificaciones que el cliente considere importantes

Y sobre el estilo, ten en cuenta que un brief no debe recopilar la historia de la humanidad ni tener el grosor de un catálogo de IKEA. Debe ser conciso y estar personalizado (nada de datos demasiado generales). Con una página o página y media debería ser suficiente.

Antes de dar algo por sentado, pregunta bien antes. ¡Tu yo del futuro te lo agradecerá y tu psicólogo también!