la imagen de marca

Crear una marca no consiste solo en ponerle el nombre adecuado. La marca, tu marca, ha de abarcarlo todo. Es una filosofía, un tono, una gama cromática… Si quieres saber por qué una imagen cuidada es sinónimo de buen branding… ¡sigue leyendo! ¿Qué comp …

Diseño

Cómo cuidar tu imagen de marca

Crear una marca no consiste solo en ponerle el nombre adecuado. La marca, tu marca, ha de abarcarlo todo. Es una filosofía, un tono, una gama cromática… Si quieres saber por qué una imagen cuidada es sinónimo de buen branding… ¡sigue leyendo!

¿Qué compone la imagen de marca?

Como te hemos avanzado, la imagen de marca está compuesta por muchos elementos. Sobre todo, valores que encierran una filosofía propia y pretenden transmitirse a los consumidores, a ese público objetivo que se sentirá cercano o identificado con ellos.

Estos valores abarcan el know how, el modo de hacer las cosas y otros aspectos importantes, como el espíritu de la marca, la filosofía y las señas de identidad más visibles.

En definitiva, la imagen de marca es un símbolo que encierra un intangible que trata de vender un tangible. Ten muy presente que lo que vendes con ella no es solo un producto o servicio, es una experiencia, una sensación o, directamente, algo que soluciona una necesidad o satisface un deseo.

Lo que hace única a tu marca

Para construir ese símbolo único, que dé al consumidor la sensación de confianza y calidad, es necesario invertir tiempo y recursos.

¡Dale valor a este proceso! Si no quieres que el resultado sea cutre o ineficiente, no te lo tomes a la ligera. Lo mejor es contar con profesionales que puedan trabajar contigo para poder completar todo este proceso:

  1. Selección del naming (nombre).
  2. Definición del color o colores corporativos.
  3. Diseño del logo.
  4. Elección del tipo de fuente o diseño de la tipografía corporativa.
  5. Establecimiento de la línea editorial.
  6. Implantación de la línea de estilo en el diseño de creatividades e imágenes para la comunicación on/off.
  7. Diseño de una web/e-commerce responsive que proporcione una buena experiencia de usuario.

¿Y qué se debe hacer antes de lanzarse a crear marca y completar los pasos anteriores? Lo mejor es realizar un estudio previo y profundo que nos aclare bien qué imagen pretendemos dar y a quiénes, qué ofrecemos de nuevo, qué objetivos deseamos alcanzar, qué nos diferencia de la competencia, y sobre todo, cómo queremos posicionarla en el mercado.

En definitiva: para que la imagen de marca dé resultado... ¡hay que trabajarla para desmarcarse!