¿Abrir una tienda online para un pequeño comercio? ¿Para qué? Pues aquí tienes 6 razones de peso (y sí, una de ellas es la pandemia).

Marketing

6 razones para tener una tienda online

Aunque parezca mentira y estando ya en la segunda década del siglo XXI, hay quienes se resisten a tener una tienda online. Incluso una muy básica. ¿Tienda online? ¿Para qué? Aquí tienes 6 razones de peso (y sí, una de ellas es la pandemia).

¿Una tienda online? ¿Para qué?

Muchas pequeñas empresas o negocios locales nunca se han planteado el tener una tienda online, por no verle una utilidad clara o, en muchos caso, por no tener el tiempo necesario para gestionarla. Pero, ¡ay amigo/a!, todo eran risas hasta que apareció una crisis sanitaria mundial, algo que nadie vio venir y que era una idea que parecía muy loca e improbable hace tan solo medio año. Todos nos quedamos en casa para evitar la propagación de un virus y las ventas de muchos comercios y pymes cayeron en picado ante la imposibilidad de abrir al público por el confinamiento. Menos las de aquellas tiendas que tenían un e-commerce con envío a domicilio.

¿Podrían haber resistido mejor a esta circunstancia aquellas empresas con comercio en línea? Las probabilidades de aguantar el chaparrón habrían sido mucho más altas. De hecho, un estudio realizado por el Instituto IO Sondea Investigación de Mercados ha revelado que casi la mitad (49%) de las pequeñas y medianas empresas españolas decidieron digitalizar su negocio durante el período de confinamiento. En relación a esto, mucho se ha hablado del caso de Primark, ya que este gigante del textil low cost ha comprobado en sus carnes lo que es vender 0 durante dos meses.

6 motivos para abrir una tienda online

Te ofrecemos 6 buenas razones para que tu negocio tenga presencia en Internet:

  • Es un refuerzo para tu tienda física

Una tienda online ayuda a tus clientes potenciales a saber el stock de tus productos y a conocer la variedad de artículos o servicios que ofreces.

En el funnel de conversión, la fase de consideración es muy importante, por lo que tus compradores te googlearán y entrarán en tu e-commerce para ver si lo que les ofreces es de su agrado o es justo lo que buscan. Y si además ofreces una buena experiencia de usuario dentro de la web y una cuidada atención al cliente, ¡la venta estará aún más cerca!

  • Ayuda al reconocimiento de tu marca

El posicionamiento y la reputación de tu negocio online revertirán directamente en tu tienda física.

Teniendo en cuenta que a muchas personas les sigue gustando comprar in situ para valorar un producto o dejarse asesorar, al buscar en Internet la tienda más cercana, siempre acudirán a aquella que tenga mejores reseñas y ofrezca una imagen adecuada a sus expectativas.

  • Está siempre abierta

Una tienda online no tiene horarios. Puedes entrar cuando y desde donde quieras, siempre que el usuario tenga conexión a Internet en su dispositivo. ¡No pierdas oportunidades de venta!

  • Es un salvavidas durante un confinamiento

Porque no podemos predecir el futuro y dar nada por seguro, momentos históricos como los que hemos vivido por la crisis sanitaria del COVID-19 han hecho que nos replanteemos no solo la importancia de cierto tipo de negocios básicos y esenciales sino, también, la capacidad de respuesta al abastecimiento que necesita la población.

  • Ofrece más opciones de fidelización

Gracias a las herramientas analíticas, puedes obtener una completa trazabilidad del proceso de venta y, además, tienes acceso a datos sobre tus clientes y visitantes online, no solo a nivel de geolocalización, edad o sexo. También tienes a tu disposición los datos más personales con los que luego podrás hacer acciones de fidelización personalizadas.  

  • Te permite recopilar datos de comportamiento de tus clientes

Consiguiendo usuarios registrados o, al menos, un correo electrónico de un cliente potencial, las posibilidades de venta se incrementan sustancialmente. ¡Te sorprendería saber lo efectivo que es el email marketing!

Igualmente, gracias a la obtención de las famosas cookies cuando un usuario navega por tu página, podrás activar acciones de retargeting para que tu cliente potencial se acuerde de ti o no se olvide de terminar de pagar ese carrito abandonado.

¿Qué…? ¿Sigues pensando que no es buena idea tener una tienda online?